Traductor

Páginas vistas en total

lunes, 24 de agosto de 2015

Memorias de Idhún; gigantirreseña

      Hay muchas sensaciones hermosas en el mundo pero creo que nunca había experimentado una como la de cerrar un libro que te lleva acompañando durante un año y que se ha convertido en tu compañero, en ese amigo que te ayuda a escapar de la realidad y ver que te embarga una extraña emoción, una profunda melancolía y un deseo irrefrenable de vivir entre sus páginas para siempre.
      Así me siento yo ahora, llena de algo que soy incapaz de explicar y que me produce sentimientos desconocidos y, a la vez, agradables. El porqué de mi estado de ánimo se debe a que hoy he terminado el último libro de la magnífica trilogía (porque no existe otro calificativo que exprese mucho mejor lo que siento por ella) de Memorias de Idhún, Panteón.

 
      Al principio pensé que, cuando terminara con ella, haría una reseña de cada uno de los libros pero soy incapaz. Me late el corazón a una velocidad de vértigo y no tiene intención de sosegarse en un buen rato por lo que me veo en la necesidad de dedicarle una entrada especial a la trilogía en conjunto ya que creo que me sería imposible ir poco a poco. En ese sentido soy tan precipitada como los dragones.
Yandrak y Lunnaris
      Antes de verme sumergida en una entrada marcada por un exceso de idhunitis os haré un breve resumen de la historia, por si todavía hay alguno que no la conoce y este pequeño espacio de mi blog le sirve para llegar a ella y poder disfrutarla tanto como lo he hecho yo:
      Idhún, un mundo diferente, iluminado por tres soles y tres lunas y creado por los Seis dioses...y la existencia de un Séptimo. En él habitan diferentes especies inteligentes como los celestes, humanos, gigantes, feéricos, yan, varu. Y, por encima de ellos, los dragones y los unicornios, capaces de entregar la magia. Todos sangrecaliente y adoradores de los Seis. Las criaturas del Séptimo fueron los Szish y, por encima de ellos y, con el objetivo de luchar contra los dragones, los sheks, ambos expulsados por los dragones a Umadhun.  
    Un mundo con sus épocas oscuras y sus periodos de esplendor. Entonces llegó Ashran, el Nigromante, al poder y trajo de vuelta a los sheks para acabar con los dragones...y los unicornios. Y los Seis formularon una profecía que el Séptimo se encargaría de truncar...
szish
      Por ello, el último dragón, Yandrak, acompañado del último unicornio, Lunnaris, fueron enviados a la Tierra, donde permanecieron ocultos creyendo tener vidas humanas corrientes al margen de lo que ocurría en Idhún, hasta que un híbrido de shek y humano llamado Kirtash, hijo de Ashran, fue a la Tierra con el objetivo de matar a los idhunitas exiliados y al dragón y el unicornio de la profecía pero hasta él, un frío y lógico shek comprendió que nada era como lo habían imaginado y que los unicornios podían llegar a ser demasiado imparciales...e irresistibles.
      Bueno, ya sé que este resumen puede ser un poco cacoso pero es que al hacer una gigantireseña de los tres libros es lo único que puedo decir sin que alguno me apuñaléis por Spoiler y, ya que a mí nadie me lo ha hecho, yo me callo y debéis conformaros con este cutriresúmen.
Victoria
      Una vez que ya estáis un poco introducidos en Idhún os voy a decir mi más sincera opinión del libro, aunque ya la conoceréis. Me ha encantado y os aseguro que la historia me ha llegado al corazón y que ahora mi vida, tanto de escritora como lectora como persona, tiene un antes y un después.
     Como escritora porque el libro en sí es una lección magistral de cómo crear personajes y un mundo para que llegue a parecer tan real y, en mi opinión, se pasa de real (pero en plan bien ¿eh?) y, después de leerlo, me identifico con las personas que sueñan con ver un cielo iluminado por tres soles y tres lunas. Además, en cuanto a los personajes, me fascina el modo que tiene de reproducir su forma de hablar, especialmente con los yan y los szish.
      En lo referente a la trama, me ha enseñado que es importante no caer en tópicos, romper las reglas y desesquematizar a los lectores, mostrarles que hay más formas de hacer las cosas que siguiendo unas reglas que los grandes que vinieron antes establecieron.
Yandrak
     La última lección que he aprendido es que, si una historia le entusiasma al escritor, inevitablemente creará la misma sensación en sus lectores. Por eso creo que, parte del éxito de esta trilogía radica en ello. Nada puede llegar a gustar si primero no le gusta a su creador y Memorias de Idhún no es una excepción.
   Hablando ahora como lectora, me ha marcado porque creo que no había leído un libro tan emocionante en mi vida. Ha habido algunos que me han llegado al alma, y tienen su mérito, desde luego, pero éste ha sido diferente. Me ha hecho llorar, de verdad, no metafóricamente, reír, alegrarme y dar ganas de acuchillar a algún que otro personaje...jeje. Y, como he dicho al principio, hay muchas sensaciones hermosas en el mundo pero pocas se equiparan al buen sabor de boca que se me quedó cuando acabé la última página de Panteón. En mi mente se mezclaron un cúmulo de sensaciones tan tangibles, recuerdos de las primeras páginas de La Resistencia, pedazos del medio de la historia... y me sentí vacía y con la impresión de que no encontraría un libro en mucho tiempo que remplazara el lugar que estos libros tienen en mí.
Kirtash o Christian
      Y si lo miro desde el punto de vista de mi vida diaria, sólo puedo sonreír y agradecerle a Laura que lo escribiera porque ha logrado subirme el ánimo en momentos en los que era imposible y creerme alguien dentro de un mundo que, durante casi un año, se ha convertido en mío cuando me sentía fuera de lugar. También me ha enseñado otros valores a través de sus personajes que en esta sociedad parecen inconcebibles, como que Victoria se enamorara de Kirtash y Jack, que se negara a elegir entre uno y otro porque, no tenía por qué amar a una sola persona si  en su corazón había espacio para dos. En general, el que más lecciones me ha aportado ha sido Kirtash, o Christian, como prefiráis llamarle, aunque yo me decanto o Christian, que paradójicamente es el malo, como que el que aunque una persona sea distante, o que necesite su espacio, si realmente te ama, volverá cuando l@ necesites, duspuest@ a darlo todo por tí, que nadie pertenece a nadie y que lo único que corresponde a otras personas de uno mismo es los sentimientos que tienes hacia ellos, que no es poco.
      Podría tirarme horas y horas hablando sobre Memorias de Idhún pero no quiero aburriros ni hacer una entrada infumable por lo que voy a ir concluyendo y, para ello, haré referencia a algo que ya he dicho aquí más de una vez y es la existencia de la magia. ¿Qué tiene que ver? Pues mucho. A todos nos encantaría que hubiera unicornios que concedieran la magia con un roce de su cuerno, pero no es así. Sin embargo, este libro me ha terminado de confirmar algo que ya daba por hecho y es el que lo más parecido que hay en este mundo a la magia entregada por el cuerno de un unicornio son los libros, el poder de la palabra, que nos hace viajar de un mundo a otro, convertirnos en parte de una profecía,amar  un shek aunque nunca hayamos visto uno, creernos que volamos en un dragón artificial...o a lomos de unos de verdad. Nos hace pensar que manejamos armas legendarias como Sumlaris, la Imbatible, Domibat, Haiass o el báculo de Ayshel. Gracias a algo tan simple como una página escrita podemos imaginarnos aprendiendo magia en una Torre, huyendo de la ira de los dioses o concediendo la magia.
      Son demasiadas emociones para expresarlas todas aquí y ahora así que ya acabo, le doy las gracias a su escritora por haber creado Idhún, por haberme hecho formar parte de su universo, porque todavía sueño y seguiré soñando con ver mi sombra tres veces, con ser la estrella fugaz de un unicornio y vibraré al ritmo de Beyond, como la primera vez, y al recitar en voz alta Why you y Cold.
      Para dar un cierre bonito a esta entrada haré referencia a una frase de Ana Frank que me gusta bastante, "las personas libres jamás podrán entender lo que los libros significan para quienes vivimos encerrados". Creo que refleja bastante bien cómo me siento ahora porque esos libros han significado para mí mucho más de lo que podréis imaginaros, me han hecho sentirme acompañada en momentos en los que no veía más luz que la que iluminaba sus páginas ni más compañía que los personajes que vivían en ellos y eso, podéis creerme, es más de lo que podría haber esperado de algo que en un principio parece un ser inanimado.

¡Sum-lar-Idhún!







1 comentario:

  1. ¡Hola!

    Jope, que bien que te haya gustado tanto... este fue uno de los primeros libros juveniles que leí y se puede decir que me metió de lleno en el mundo de la literatura, y por supuesto, también marcó un antes y un después en mi vida.
    En serio, creo que es el libro (o trilogía) que más me ha llenado y que más he releído, es que es... ¡genial! Y coincido contigo en que tiene momentos totalmente emocionantes, igual que es un ejemplo de crear personajes y demás. Me declaré fan incondicional de esta autora desde que lo leí.

    ¡muchos besos! ♥

    ResponderEliminar

Frase del mes

Frase del mes

Mi pequeña biblioteca

  • Alas de fuego. Laura Gallego
  • Alas negras. Laura Gallego
  • Crónicas de la Torre, el valle de los lobos. Laura Gallego
  • Crónicas de la Torre, la llamada de los muertos. Laura Gallego
  • Crónicas de la Torre, la maldición del Maestro. Laura Gallego
  • Crónicas de la torre, Fenris, el elfo. Laura Gallego
  • Cuatro muertes para Lidia. Enrique Páez
  • Donde los árboles cantan. Laura Gallego
  • Días de lobos. Miguel Luis Sancho
  • El Principito. Antoine de Saint-Exupéry
  • El diario de Ana Frank
  • El libro de los portales. Laura Gallego
  • El príncipe destronado. Miguel Delibes
  • Erik, hijo de Árkhelan, el ejército en la sombra. Miguel Ángel Jordán
  • Erik, hijo de Árkhelan, justicia y honor. Miguel Ángel Jordán.
  • Erik, hijo de Árkhelan.El amanecer del guerrero. Miguel Ángel Jordán
  • Hoyos. Louis Sachar
  • La crónicas de Narnia, el león, la bruja y el armario. C.S.Lewis
  • La mil y una noches
  • La tejedora de la muerte. Concha López Narváez
  • La vida es sueño. Calderón de la Barca
  • Las crónicas de Narnia, el caballo y el muchacho. C.S.Lewis
  • Las crónicas de Narnia, el sobrino del mago. C.S.Lewis
  • Niyura, la corona de los elfos. Jenny-Mai Nuyen
  • Uhlma, el ciclo de la fuerza. Miguel Ángel Jordán
  • Uhlma, el mundo de los sueños. Miguel Ángel Jordán
  • Una habitación en Babel. Eliacer Cansino

Premios

Contacto

Purple Bow Tie